Beneficios del Flipped Classroom en Primaria.

Aún encuentro compañeros que me comentan la dificultad de implantar el método Flipped Classroom en cursos de Primaria. Lo ven como algo para cursos más avanzados.

Para ser sinceros, yo mismo fui bastante reticente hace un par de años cuando me planteé la posibilidad real de realizar algún proyecto con el método. Pero fue plantearlo en clase, a los alumnos y a sus familias, y desaparecer la dudas. Las reticencias iniciales se convirtieron en éxito asegurado.

Ahora mismo estamos metidos de lleno en un nuevo proyecto, nuestro “buque insignia” para este curso, y que hemos bautizado como “Flipped Family Classroom”, con alumnos y familias de 3º de primaria, y cuando hablo de familias, es porque están igual de involucradas que los alumnos, pues el reto es que sean ellos los que preparen los vídeos, con contenidos que les voy asignando de Matemáticas y Lengua (si queréis saber más sobre el proyecto, aquí tenéis el artículo)

Está siendo una delicia llevarlo a cabo, y después de dos cursos haciendo mis pinitos con la clase invertida en Primaria, son muchos los beneficios que le encuentro, cada día más, y que es lo que quiero exponeros en este artículo.

Beneficios del método Flipped Classroom en Primaria.

  • Perfecta adaptación al propio ritmo de cada estudiante: el contenido a trabajar se adapta mucho mejor a los ritmos de trabajo de cada alumno, evitando la frustración de algunos de ellos, que en otras circunstancias tardan más en asimilar conceptos. Los alumnos manejan su propio ritmo de aprendizaje, pueden hacer una pausa cuando la precisen sin necesidad de ir a la misma velocidad del profesor o de sus compañeros. Ellos forman su propio estilo de aprendizaje, y a su propio ritmo.
  • Repetición de contenidos: al no estar supeditados a una explicación formal dentro del aula, ya que los vídeos los tienen publicados en mi canal de YouTube, los alumnos pueden repetir los procesos, actividades, visualización de contenidos y explicaciones cuantas veces les sea necesario para su aprendizaje.
  • Tiempo extra de clase para el profesor: como profesor, me veo liberado en muchas ocasiones de la presentación y explicación de los contenidos en el propio aula, ganando mucho más tiempo efectivo de clase. Tiempo extra que puedo emplear para individualizar la enseñanza, realizar con ellos más y mejores actividades y juegos (sabéis que soy muy fan de la gamificación), aumentando el interés y la concentración de los alumnos.
  • Relación del niño con los demás: se potencia de manera directa la interacción social y la resolución de problemas en el grupo de alumnos, al trabajar los contenidos en clase con técnicas de aprendizaje cooperativo, y exponer sus diferentes impresiones del visionado del vídeo.
  • Excelentes resultados, todo beneficios: mejora la actitud del alumno hacia las asignaturas y en su proceso de aprendizaje, sube el interés y la motivación, potencia y mejora su autonomía e iniciativa personal, aumenta el compañerismo y la implicación de las familias, y lo más importante, aumenta el grado de satisfacción de todos los involucrados (alumnos, profesor, familias). Ayuda a conseguir la felicidad que debe impregnar el día a día de una clase.
  • Clases de más calidad: como profesor, dejo de ser el centro de atención para pasar a ser un guía en los trabajos y actividades, dando todo el protagonismo a los alumnos y a su propio proceso de aprendizaje. Sin duda el feedback que genera este método es uno de sus mayores beneficios, un punto incuestionable.
  • Mi función como profesor: de ser el centro de atención, el profesor pasa a ser uno de los transmisores del conocimiento, siendo el alumno el protagonista de su propio aprendizaje. Esto conlleva un auténtico cambio de mentalidad como docente, del que hace muchos años que estoy completamente convencido. El estudiante es consciente y responsable de su propio aprendizaje, mejora su autonomía e iniciativa personal, su pensamiento crítico (los debates en clase son cada vez más ricos) y su creatividad para llevar a cabo cada una de las tareas prácticas que les planteo en clase.
  • Participación activa de las familias: hemos conseguido hacer partícipes a las familias de manera directa. No sólo informando de la dinámica a realizar con los alumnos, sino convirtiéndoles en protagonistas en parte del proceso, al tener que programar, grabar y editar los vídeos con sus hijos. Por tanto, han sido parte activa del proceso de aprendizaje. Y sé de sobra que han disfrutado cada momento del proceso. Después, una vez publicados los vídeos en mi canal de YouTube, todas las familias han podido ver los vídeos de los demás compañeros, ha sido, y está siendo, una experiencia maravillosa.
  • Evaluación global: este proyecto permite, de manera incluso sencilla, evaluar el proceso entero, por parte del profesor y también por parte de los alumnos (incluso de las familias). Utilizar rúbricas, jugar con Plickers, Kahoot, Socrative…, editar nuevas recompensas en ClassDojo… un sinfín de posibilidades para evaluar el proceso completo.
  • Responsabilidad del alumno: las actividades están pensadas para que el alumno trabaje en clase con lo que ha hecho en casa. Por lo que, si no cumple con sus deberes, el tiempo en el aula será tiempo perdido, y hay que saber inculcarles la responsabilidad para que no pase. Además, el saber que tienen que preparar un vídeo con el que aprenderán sus compañeros, es una responsabilidad preciosa que hace que se involucren al máximo.
  • Dominio de la tecnología: no hay duda que nuestros alumnos (debate aparte si son nativos digitales o es un mito, ése es otro artículo, aquí lo tenéis) han nacido con la necesidad de educarse en un entorno digital, donde la tecnología juegue un papel protagonista. Así pues, con este método, les educamos en el uso responsables de redes sociales como YouTube, con el control de padres y profesor, aprenden nociones básicas de edición de vídeo, envían sus trabajos por correo electrónico… creo que todo ésto habla por sí sólo.

No nos quedamos aquí, seguimos trabajando, pues seguro que en un tiempo tendré otra batería de beneficios y recursos interesantes sobre este método para contaros más cosas aún, pero de momento:

A seguir “flippeando”.

Ramón Rodríguez Galán @Profe_RamonRG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s