No nos quedemos en las notas, por favor. 

No nos quedemos en las notas, por favor.

Estamos en plena época de evaluaciones y entrega de notas, y quiero aprovechar la ocasión para seguir en mi particular lucha por cambiar la mentalidad y el enfoque que desde siempre le hemos dado.

Es de cajón vislumbrar un futuro cercano sin exámenes y sin notas, las razones son ya tantas que caerá por su propio peso. De momento la ley de educación nos encadena a unos estándares de evaluación a los que tenemos que rendir pleitesía, pero a lo que nadie nos puede obligar es a seguir todos un mismo enfoque de las mismas, ahí somos libres de entender las notas como queramos entenderlas, ahí es donde voy, a que sepamos darles la lectura correcta. Hasta que la ley nos deje ir más allá… y lo conseguiremos.

Si hay que hacer exámenes (que no hay porqué hacerlos), hagámoslos, pero sin darle más importancia que a cualquier otra actividad que hagamos. Os doy una realidad, un niño de primaria puede sacar un día un 3 (porque no veía la hora de jugar y quería terminar rápido) y al día siguiente un 10 en el mismo examen (porque lo hacía a primera hora y aún quedaba tiempo para el recreo). Entonces, ¿de verdad son tan fiables e importantes los exámenes?

En Finlandia (recurso manido, lo sé, pero me vale), país top a nivel mundial en cuanto a educación, y así lo confirman los Informes PISA año tras año, los niños no tienen nada parecido a notas o exámenes hasta lo que sería nuestro 5º de Primaria cuanto menos… uff, da que pensar.

Y siempre nos llega el dudoso razonamiento de algunos: “es que el niño se tiene que ir acostumbrando”. Entre los 3 y los 11 años el niño debe acostumbrarse, sí que es verdad, pero acostumbrarse a jugar, a hacer deporte, a comer sano, a ser feliz, a vivir su infancia. Está completamente demostrado que sacar notables o sobresalientes en el cole no garantiza un futuro brillante. Pero sacar lo mejor de cada niño, aumentar al máximo su autoestima y hacerles sentir la importancia de cada paso que dan, les hace ser mejor personas, les educa para la vida, les acerca al éxito. Y para eso no les hacen falta las notas… ni a ellos, ni a los profes, ni a sus padres.

          “El objetivo de la educación es sacar lo mejor de cada niño para que después pueda devolverlo a la sociedad. Así, aprovechando su pasión por aprender, ganamos todos.” (Ana Díaz, periodista).

Así pues, no nos quedemos en las notas, aprendamos a mirar más allá. No esclavicemos a nuestros niños a la presión de unos resultados. Las notas nunca serán lo suficientemente justas, un notable jamás podrá definir todo lo que es un niño, y todo lo que ha conseguido.

¿Es tu hijo buena persona? ¿Tiene un corazón honrado? ¿Es generoso, buen compañero? ¿Es feliz?… ¿Dónde viene todo eso reflejado en las notas? ¿Y no es lo más importante?

Si tu hija lleva un notable en lugar de un sobresaliente, no busques dónde ha fallado, no lo ha hecho… ¿sabías que con su sonrisa ilumina hasta el día más oscuro, y que es capaz de contagiar con esa energía al resto del grupo? Esto es lo que quiero que sepas.

          “La obsesión por las evaluaciones y las notas aprisiona al niño y termina matando las ganas de aprender con las que nacemos todos los seres humanos.” (Ana Díaz).

Mi obsesión es proporcionar y dotar a mis alumnos de todas las herramientas y posibilidades posibles para que exploten al máximo sus capacidades, sin competir por dónde llega cada uno.

Generar en ellos la ilusión por aprender, mantenerlos motivados cada día, hacer que la felicidad sea el motor de nuestra clase. Todo lo demás, llegará sólo.

Por eso repito, una y mil veces más, hasta que gota a gota cale en la mentalidad de todos nosotros, no nos quedemos en las notas.

 

Ramón Rodríguez Galán

@Profe_RamonRG

Class Dojo: el descubrimiento del año.

Durante el curso 2014/2015 conocí Class Dojo, y me pusa a investigarla. La descargué, creé mi perfil y el de mi cole, y con una clase falsa practiqué hasta que me convencí de su uso y ventajas, increíble. Ilusionado cual niño chico, la estrené oficialmente en el curso actual (2015/2016). Ahora sé el porqué de su éxito rotundo a nivel mundial, aunque en España aún sea algo desconocida.

Se trata en breves palabras de una plataforma de gestión del aula , con la ventaja de que pueden participar tanto estudiantes como profesores y también las familias. En el plano de las aplicaciones de gamificación del aula, una de las que más éxito está teniendo en todo el planeta, más de 35 millones de usuarios en agosto del 2015… tremendo.

 

Vayamos por partes.

  • Al profesor: le permite administrar sus clases en base a puntuaciones sobre el comportamiento, trabajo, actitud, y todos los ítems que esté dispuesto a contabilizar (no hay límites) de sus alumnos. Todo en un entorno de fácil manejo, con una interfaz abierta, muy atractiva y sencilla de usar y completamente personalizable a las necesidades de cada clase, asignatura o profesor.
  • Al alumno: le permite ganar puntos a medida que más y mejor sea su conducta y trabajo en la clase. Podrá personalizar su avatar, seguir sus avances y logros en la clase, participar de la Class Story (que después os lo cuento)… en definitiva, hará del alumno el protagonista indiscutible de Class Dojo, donde reina sobretodo el refuerzo positiva y el buen rollo!
  • A las familias: pueden seguir los logros de sus hijos al instante, cada positivo y punto que logre el alumno, inmediatamente avisará mediante notificación en el smartphone de sus padres. Permite una comunicación totalmente personal con el profesor, por sistema de mensajería (que permite intercambio de fotos y documentos). Y si éso ya de por sí es una pasada, lo mejor aún está por llegar… el Class Story, la joya de la corona.

¿Qué es el Class Story?

Pues como su nombre indica, es la historia de la clase, contada en vivo y en directo por el profesor, que podrá colgar fotos, vídeos, trabajos de clase, momentos especiales… con comentarios, explicaciones, etc. A las familias les llega a su smartphone, y pueden darle a “Me gusta” e incluso hacer comentarios al estilo Facebook. Sin duda alguna es lo que tiene encantadas a las familias de mi clase, y a mí personalmente me encanta la idea de compartir con ellos lo mucho y muy bueno que hacemos los profes en clase (y que en muchas ocasiones no se sabe, por falta de comunicación con las familias) y lo felices que son sus hijos en el cole. Y en un sólo clic!

Cartel 01

Class Dojo tiene muchas más sorpresas y funciones que te encantarán, pero ahora te toca a ti dar el paso y comprobarlo. En definitiva, si eres profe, ésta es tu aplicación definitiva, no lo dudes.

El profe Ramón. Class Dojo Mentor.

Duolingo: aprender idiomas jugando.

Hola a tod@s.

Escuché hablar hace tiempo de la app de la que os hablo hoy, Duolingo. Pero por falta de tiempo y más que nada, por falta de información, no le presté más atención. Hasta hace un par de días que decidí descargarla para probar. El resultado, excelente herramienta para combinar con éxito el bilingüismo de una forma gamificada… como a mí me gusta!

Se trata de un juego para aprender idiomas (existe la posibilidad de elegir entre inglés, alemán, francés y portugués), ideal para avanzar en el dominio del idioma que estamos aprendiendo.

duolingo-logo

Su estructura es sencilla, y ése es uno de los atractivos de la app, que cualquiera pueda usarla sin volverse loco. Se basa en un sistema de logros por puntos y vidas, donde mientras más conocimientos sobre el idioma demuestres, más irás subiendo de nivel, y también más se irá complicando. Básicamente se trata de jugar y aprender traduciendo, hablando o escuchando el idioma que elijas. Para cada fase tienes 3 vidas, pero tranquilos, que aunque os quedéis sin vidas, podréis seguir jugando, eso sí, dejaréis de sumar puntos hasta tener las siguientes 3 vidas de la próxima fase. Podéis jugar sólos o engancharos con amigos online y competir contra ellos. Es muy divertido y engancharte a un juego educativo (para variar) es interesante.

328707-duolingo-for-ipad

Tenemos la versión para Windows, que encontráis en la store de Windows 8.1 y Windows 10, pero mi recomendación personal es la app para smartphones, la tenéis tanto en Play Store como en App Store. Apenas consume datos y es muy práctico llevarlo encima, cualquier momento es bueno para practicar inglés, o alemán. Y lo mejor de todo, completamente gratuita, cosa que es muy de agradecer a los creadores del software.

Nos vemos en la siguiente, que tengo varias apps que harás vuestras delicias.

El profe Ramón.