Visual Thinking… ¿por qué?

Convencido de las metodologías activas, de promover la motivación en el alumnado como base del aprendizaje, fan de la creatividad y la libertad de expresión como eje del desarrollo humano, defensor del juego como método de aula, y profe por vocación.

Sí, soy yo, y ahora además rescatando uno de mis mayores placeres de siempre, el dibujo. Pues creo que el Visual Thinking recoge en gran medida todas las características arriba descritas y puede generar un nuevo punto de vista no sólo en docentes, también en los alumnos, a la hora de encarar la aventura educativa que vivimos hoy en día en las aulas.

487232633_9741cffe05_b

Patio de un cole en Los Ángeles, USA

¿Qué puede aportar el Visual Thinking a nuestra forma de trabajar?

De manera sencilla, el Visual Thinking es plasmar en dibujos nuestros pensamientos o emociones, nos permite dar forma a nuestras ideas a través de un dibujo.

En mi caso mi función de profe la desarrollo con alumnos de todas las edades: niños de primaria, jóvenes universitarios, adultos docentes que asisten a mis formaciones… Pero el resultado en todos los casos es muy parecido, con la motivación como protagonista y la capacidad de captar la atención, hasta en los casos donde más cuesta hacerlo.

En mi cole, con mis alumnos de primaria, me permite, de manera sencilla y más comprensible, explicar y desarrollar conceptos normalmente complejos para los críos, que de repente encuentran en el dibujo una manera de afrontar dicho contenido que les facilita mucho su comprensión y puesta en práctica.

Ni qué decir tiene que, en la universidad y másteres postgrado, la intención es capacitar a los alumnos (futuros maestros) a que sean capaces de desarrollar dibujos que consigan el efecto anteriormente mencionados cuando comiencen su vida profesional.

Además de la ´organización mental´ que el dibujo genera en los alumnos, sea cual sea su edad, y que tanto les ayuda en sus tareas escolares y estudios universitarios. Yo lo veo ya como algo imprescindible.

Colorful_Mural_on_a_School_Building_in_Gent_-_panoramio

Fachada de un cole en Gent, Bélgica.

¿Cómo introducir el Visual Thinking en mis clases?

A día de hoy es más sencillo que nunca. Aunque no siempre fue así.

Es cierto que cuando comencé mi etapa docente (pues aunque soy un ´chavalín´ 😉 ya llevo en ésto 15 años) en clase sólo teníamos pizarra y tiza, hacíamos auténticas obras de arte, de algunas incluso conservo fotos que algún día colgaré por aquí, pero era difícil… Mucho tiempo invertido para algo que terminaría desapareciendo (pues la pizarra había que borrarla), kilos de tiza gastados, las manos siempre blancas, el polvo en el ambiente y parafraseando a una peli increíble… ¡Cómo me gusta el olor a tiza por las mañanas!

Hoy en mi clase sigue habiendo pizarra y tiza, todo un clásico que aún da mucho juego, pero coexiste con pantalla digital, proyector, ordenador, smartphone… desde donde se puede desarrollar un buen dibujo mientras te desplazas por la clase, trabajas con un grupo o supervisas el trabajo de otro, todo desde una pantalla que, en directo, reproduce lo que haces en la gran pantalla de clase, que todos los alumnos están viendo.

Sin duda toda una revolución, que por rutinaria que nos parezca a estas alturas, aún muchos docentes no conocen ni practican, y que tiene un potencial enorme.

2923674_70f7ae37

Patio y aulas de Prudhoe West First School, USA

¿Qué sacan mis alumnos de todo esto?

Pues muchas de las ventajas ya las he dejado por escrito, pero resumimos:

  • Un niño, antes de leer y escribir, ya sabe dibujar, y sus primeras ideas y sentimientos las expresa a través de dibujos. Es para ellos un lenguaje natural.
  • Cuando se dice que una imagen vale más que mil palabras no es hablar por hablar, es porque nuestro cerebro está más preparado para asimilar imágenes que texto.
  • Motivación, creatividad, efecto lúdico… todo viene por defecto en el dibujo.
  • Además, por no extenderme más, de los beneficios a la hora de organizarse para sus tareas escolares, estudios universitarios, trabajo en casa, etc.

Con mucho camino por recorrer aún por delante, con mucho que aprender y mejor aún, con mucho por dibujar, seguiré con ilusión por este camino del Visual Thinking, que no, no es una moda pasajera, es una herramienta potente y práctica que en el sector de la educación promete y mucho.

Ramón Rodríguez Galán @Profe_RamonRG

Aterrizando en el ´Visual Thinking´

Comienzo una nueva andadura en forma de mooc, ahora toca Visual Thinking en Educación.

Mi primera tarea, presentarme a mis compañeros, y éso es fácil: soy Ramón, profe y coordinador TIC, formador y fan de la gamificación, el aprendizaje basado en proyectos y el flipped classroom.

Pero a la hora de dibujarme, he intentado sacar lo más profundo de mí… y éste ha sido el resultado:

Alien

Habrá que analizarlo, ¿no? 🙂

Con ganas de seguir profundizando y aprendiendo!

Ramón Rodríguez Galán @Profe_RamonRG

Diseño Gráfico por Navidad. 6º Primaria.

Una vez terminado el proyecto de 6º de primaria llamado Diseño Gráfico por Navidad, he aquí algunas de las creaciones de nuestros pequeños artistas en el último reto del proyecto, que consistía en diseñar carteles para la fiestas navideñas con Word2016, el buscador Bing (cuyas imágenes vienen con licencia Creative Commons) y mucha libertad e imaginación.

Me han encantado vuestros diseños!

El el segundo trimestre seguiremos perfeccionando vuestra técnica, y… en 3D!!

El profe Ramón @Profe_RamonRG

Rúbrica de autoevaluación, 1er trimestre.

Hola chic@s, desde el siguiente enlace accederéis a Microsoft Forms para completar la rúbrica de autoevaluación de Cultura y Práctica Digital del primer trimestre. Haced memoria de todo lo que hemos hecho en nuestros proyectos y retos, sed sinceros y adelante:

https://forms.office.com/Pages/ResponsePage.aspx?id=cPzZYTwRFEWcCpt8Zh4A8m9egYpU789BuRlvm0kPk35UMzlERlVDNktBQVVCRk1IQ08zVlpQMk80Ti4u

El profe Ramón @Profe_RamonRG

Viajemos a la realidad de nuestros alumnos. 

“Profe, ¿a dónde viajamos la semana que viene?”

Así se despedía un alumno de 6° de Primaria al terminar la pasada semana una de las sesiones del micro-proyecto de Realidad Virtual que iniciamos en la asignatura de Cultura y Práctica Digital. Sin duda (y sin él pretenderlo) me lanzó todo un reto y toda una declaración de intenciones. Su realidad es otra, ha cambiado, y, aunque no lo sabe, me está pidiendo que mis clases sigan apostando por su realidad, por su mundo.

bty

La apuesta por la tecnología, la gamificación, el trabajo por proyectos es ya una realidad en mis clase desde hace años, pero de repente, y casi sin avisar, llega la realidad virtual y sacude una vez más todos los cimientos de la educación tal y como yo la concibo. Lo que para la mayoría de docentes es algo aún de ciencia ficción, para un gran porcentaje de nuestros alumnos es ya parte de su vida, de su ocio, de su realidad. Muchos ya tienen consolas de videojuegos que incorporan la realidad virtual, muchos las van a tener esta Navidad, y muchos disponen ya de gafas donde insertar el móvil y poder sumergirse en esta nueva realidad. Hace años que YouTube incorpora vídeos 360 como una opción más en su plataforma, grupos de música apuestan hace tiempo por grabar videoclips en los que poder hacer inmersiones en realidad virtual y estar con ellos en el escenario, muchos museos han diseñado recorridos por sus obras de arte en este formato, Google maps tiene la opción de recorrer las calles de casi cualquier ciudad usando nuestra gafas de realidad virtual… y podría seguir poniendo ejemplos.

¿De verdad pensamos que los centros educativos deben quedarse al margen?

Gran error. La escuela que no apueste por la tecnología, por la innovación educativa, que no integre elementos como la realidad virtual en un corto plazo de tiempo, mal va… Y llegará tarde. Pues la realidad de nuestros alumnos, la sociedad en la que vivimos, el mundo laboral que se encontrarán cuando les llegue el momento, sí que va por ahí.

Cuando te topas de lleno con la Realidad Virtual.

He tenido la oportunidad de participar durante las últimas semanas en el MOOC Realidad Virtual en Educación del INTEF. Y no puede haber sido una experiencia más enriquecedora. Llegué convencido de que la realidad virtual es una herramienta muy útil en educación, y termino convencido de que es indispensable pasar por ella.

Mi paso por la realidad virtual hasta el momento había consistido en ratos de ocio jugando algún videojuego, viendo vídeos y poco más. Pero he descubierto la gran cantidad de recursos que hay ya disponibles en la web y en muchas apps, y debo decir que es abrumador, maravilloso e ilusionante. Y lo mejor, no es difícil, no es de otro planeta, ni cosas de futuro, lo tenemos ya, lo tenemos al alcance de la mano.

IMG_20171129_144339

El curso no sólo ha cumplido las expectativas que puse en él, las ha superado con creces. Me quedo con las posibilidades de aplicar la realidad virtual al sector de la educación con proyectos que llevan desde trabajar Inteligencias Múltiples en mundos virtuales de Minecraft (https://proferamonrg.com/2017/11/15/inteligencias-multiples-minecraft-educando-en-un-mundo-virtual/), viajes interactivos a cualquier parte del mundo en una inmersión total en la realidad virtual tomando fotos 360 disponibles en la web y con licencias Creative Commons o haciéndolas tú mismo (https://proferamonrg.com/2017/11/22/las-7-maravillas-del-mundo-sin-salir-de-clase/) y las infinitas posibilidades que ofrece el poder crear tus propios contenidos en plataformas como Tinkercad, Sketchfab o CoSpaces Maker (https://proferamonrg.com/2017/12/03/unicornios-arcoiris-y-tetris/).

Pero además me asombra el poder creativo y la capacidad de innovación de los compañeros con los que he tenido la fortuna de compartir el curso. Muchas ideas, muchos proyectos y mucha calidad humana. La educación está en mejores manos que nunca. Por poner un par de ejemplos, el proyecto de Dany Brotons Descubrimos nuestro mundo (https://danybrotons.wordpress.com/2017/11/28/descubrimos-nuestro-mundo/) o la genial propuesta didáctica de Juan Francisco Hernández en uno de los retos del curso (https://www.estonoentraenelexamen.com/2017/11/23/replicantes-matematicas-realidad-virtual/).

WIN_20171129_12_46_07_Pro

Será caro, será difícil, será inalcanzable…

No, no y no. El gasto económico es evidente, pero no es una inversión descabellada. Gafas con muy buenos resultado que cuestan menos que un libro de texto, smartphones con giroscopio (que ya muchos alumnos poseen) que cada vez cuestan menos, decenas de webs y apps completamente gratuitas…

En mi opinión la dificultad sí reside en la formación del profesorado, pues aplicar la realidad virtual en el aula requiere de buena formación, de aportar contenidos de utilidad y que sean de fácil aplicación por parte de los docentes, pues los alumnos, os lo garantizo, aprenden rápido, de manera intuitiva.

Estamos, sí o sí, ante una nueva era, la era de la realidad virtual, más real que nunca, más alcanzable que nunca y más útil que nunca. Yo me apunto, ¿y tú?

Ramón Rodríguez Galán @Profe_RamonRG

 

Mini-Proyecto Navidad 2017

Hace un mes comenzamos un mini-proyecto con los alumnos de 6º en la asignatura de Cultura y Práctica Digital, el objetivo principal fue trabajar el diseño gráfico con herramientas como Paint3D, Word2016 y alguna más. Trabajaron en cooperativo con las opciones de trabajo online de Office365 y usando además la nube de OneDrive, el correo electrónico y nuestra página web.

El reto principal, elaborar un cartel de Navidad para adornar el cole, y aquí llegan los primeros resultados:

Lo habéis hecho genial chicos. ¡A seguir dándolo todo!

El profe Ramón @Profe_RamonRG

Unicornios, arcoiris… y Tetris?

¡Así es!

La realidad virtual da para mucho, así que me pareció buena idea juntar unicornios mágicos, arcoiris de colores gigantes y un laberinto hecho de… piezas del Tetris!

¿Ayudas a nuestro triste unicornio a llegar a su arcoiris de colores para que vuelva a estar alegre y feliz? Ponte las gafas, entra justo por donde está el unicornio y encuentra la salida que lleva al arcoiris.

¿Serás capaz?

https://cospac.es/9saV

Ramón Rodríguez @Profe_RamonRG