Redes sociales, niños y adolescentes.

Hay un dato abrumador, y aunque estemos o no de acuerdo, es así: en España, el 73% de niños entre 10 y 12 años ya tiene su primer móvil con conexión a Internet.

La sociedad, tal y como está concebida, no pondrá freno a este fenómeno, sino que por el contrario, hará que aumente la cifra en los próximos años. Así que no es cuestión de debatir si a los niños les hace bien o mal, es más bien cuestión de plantear cómo hacer que los riesgos sean los mínimos posibles.

El móvil llega a casa. Más vale prevenir.

Los padres regalan a su hijos un aparato para el que ni ellos mismos fueron educados o entrenados, así que tampoco podemos poner toda la responsabilidad en sus manos, si bien es cierto que ellos son los que deciden hacer el regalo a su hijo… La administración, los centros educativos, los medios de comunicación… son muchos los organismos que pueden colaborar en la educación y entrenamiento para un uso correcto de estos dispositivos, y ayudar así a unas familias que, en muchos casos, se encuentran perdidas.

Pero una parte es el aparato, y otra el acceso a Internet, que llega con él. Hay muchas aplicaciones de control parental en el mercado, incluso gratuitas, y que cumplen perfectamente con su función de controlar las acciones de los niños en la red, pero la inmediatez de las redes sociales o los chats en los que los niños participan hacen que sea casi más importante la prevención que la posterior actuación cuando algo no deseado llega a suceder.

De ahí que la buena práctica y el uso coherente de las redes sociales sean absolutamente imprescindibles de abordar en la escuela, teniendo 5º y 6º de primaria como los cursos idóneos para comenzar a educar de manera precisa en este asunto.

Buenas prácticas en redes sociales.

Elaboré hace tiempo un decálogo de normas, para aquellos niños (y no tan niños) que se aventuran por primera vez en el mundo fascinante de las redes sociales, lo presento en 6º de primaria, y así quedó:

wpid-img_20150923_193901.jpg

Y como redes sociales entiendo no sólo las conocidas por todos, sino cualquier aplicación que conlleve interacción con otras personas, por lo tanto, estas buenas prácticas deben formar parte de nuestro día a día en la web. Todos conocemos los famosos “malentendidos” de las conversaciones de WhatsApp en las que todos nos hemos visto envueltos alguna vez, la frialdad de una pantalla o un mensaje de texto no puede transmitir nunca toda la riqueza de comunicación que podemos hacer con el lenguaje gestual, con los diferentes tonos que usamos al hablar, etc.

El potencial que tienen las escuelas para poder transmitir a los alumnos estas buenas prácticas y concienciar sobre el buen uso de las redes e Internet es increíble, y no podemos dejar pasar la ocasión de dar a nuestra sociedad unas generaciones futuras preparadas y entrenadas en estos ámbitos tan importantes hoy día.

Así que vayamos poniendo entre todos nuestro granito de arena para que nuestros niños puedan disfrutar de una vida digital segura y divertida.

¡A seguir navegando!

Ramón Rodríguez Galán @Profe_RamonRG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s